Resultados de búsqueda por: plastic man

Plastic Man de Kyle Baker

plasticman.jpg 

Comenté hace algún tiempo por aquí que me había comprado el primer TPB americano de la nueva serie de Plastic Man, titulado On the lam! (¡A la huída!), con Kyle Baker como autor completo. Pues bien, una vez leído tan sólo puedo desear que Planeta decida publicarlo por aquí, porque es un tebeo divertidísimo. Kyle Baker está en su salsa, tanto en el dibujo (imaginad la de juego que puede darle a un dibujante como Baker la elasticidad casi ilimitada de este personaje) como en los guiones (una trama al estilo clásico, muy propia de este autor, con una historia de amor, un asesinato, detectives incompetentes y mucho humor). La única pega podría ser el final algo precipitado, pero en conjunto resulta una obra altamente recomendable. Cómo me arrepiento de no haberme hecho con el segundo TPB de esta serie en su momento…

Manhunter #1, Green Lantern Especial #1

manhunter-street-justice.jpgManhunter #1. Nueva serie de DC que nos llega y que supone una agradable sorpresa. Eso sí, resulta curioso cómo Planeta se arriesga con una colección como ésta al mismo tiempo que ve inviable la publicación de otros títulos protagonizados por personajes mucho más populares (Birds of Prey, Robin, Nightwing, Plastic Man…). En cualquier caso, esta nueva encarnación de Manhunter (que ahora es una abogada con una desastrosa vida personal) es muy bienvenida, más aún cuando, a la vista de esta primera entrega (que contiene los tres primeros números USA), parece ofrecer una serie de superhéroes de regusto clásico pero con una protagonista muy actual. También ayuda el buen dibujo de nuestro compatriota Jesús Saiz, que resuelve de forma notable tanto las escenas de acción como las más pausadas. En definitiva, buen comienzo para otra serie que se suma a mi compra mensual. 

Green Lantern Especial #1. La que no estoy tan seguro de que se sume es esta nueva serie dedicada a Hal Jordan. Y es que, tras el excelente sabor de boca que me dejó el tomo Green Lantern: Renacimiento (épico, bien resuelto, bien dibujado…), este primer número de la serie regular me ha dejado muy frío, casi congelado. Por primera vez, Geoff Johns me decepciona con un tebeo bastante anodino que no te deja ninguna gana de leer la continuación y en el que Jordan parece un mero maniquí. Para colmo, Carlos Pacheco no parece dar lo mejor de sí mismo en esta ocasión (a lo que tampoco ayuda el mal escaneado del tebeo, que parece hasta pixelado, y si no fijaos en las líneas negras).

Coleccionables

donaldHay una corriente de pensamiento (¡una corriente de pensamiento, ojo, una escuela, un teorema!)… Bueno, empecemos otra vez. Hay un podcast muy popular que, día sí y día también, se dedica a despreciar los coleccionables de cómics que, afortunadamente, vuelven a estar muy presentes en nuestros quioscos (los que quedan) y librerías. El argumento es que los coleccionables no son para los verdaderos creyentes, los auténticos comiqueros, que deberían adquirir y devorar las colecciones completas de cada personaje, respetando la continuidad y no dejándose ni una grapa fuera. Picotear es de cobardes.

No sé si será por desconocimiento o por una especie de fanatismo ridículo que quiere trazar una gruesa frontera entre el aficionado de verdad y el casual, pero actualmente se están publicando algunos coleccionables de indudable calidad y con unos contenidos y unos extras que ya quisiéramos encontrar en las publicaciones habituales. Repasemos algunos de ellos.

Salvat, genuino buque insignia de este tipo de colecciones, está publicando ahora mismo cinco coleccionables, nada menos (más otros tres que han finalizado recientemente: Astérix, Capitán Trueno y Mortadelo y Filemón):

  • La Gran Dinastía del Pato Donald. No se puede empezar mejor. Esta colección, importada de Italia, se propone publicar todas las historietas de Donald del insuperable y prolífico Carl Barks. Tomos en tapa dura de un tamaño ideal, con artículos introductorios, ilustraciones poco conocidas y textos con toda la información sobre los años de publicación y detalles sobre el proceso creativo de cada una de las historias incluidas. Una gozada.
  • Colección Integral Francisco Ibáñez. Otra obra en la que se nota mucho cariño y mimo para tratarse de un producto popular de quiosco, no en vano, está coordinada por Antoni Guiral (la mejor elección posible). En estos tomos de sobria encuadernación holandesa se pretende incluir un 80% de la inmensa producción de Ibáñez (ojalá tenga éxito y lo alarguen hasta completar el 100%). Al igual que en el caso anterior, todos ellos incluyen extras e interesantes artículos. Tan solo se le puede reprochar el tamaño algo reducido de los tomos, que en cualquier caso, no dificulta la lectura ni supone una diferencia tan abismal respecto a los Súper Humor.ibañez
  • Colección Novelas Gráficas DC Comics. Supongo que en este tipo de coleccionable es donde se rasga alguno las vestiduras, al tratarse de una selección algo aleatoria y discutible, como todo. Sin embargo, quitando algunas entregas (como las de Los Nuevos Titanes o Wonder Woman), la mayoría son autoconclusivas o perfectamente legibles de forma aislada. Gracias a esta colección hemos podido disfrutar a un precio asequible de, por ejemplo, el reclamado Plastic Man de Kyle Baker, de clásicos como La Muerte de Superman o del Green Arrow de Kevin Smith, entre muchos otros.
  • Batman y Superman. Quizá el coleccionable más flojo de Salvat, en el que predomina la morralla (consecuencia de coincidir con el otro coleccionable de DC y no poder repetir contenidos) y solo se salvan una de cada dos o tres obras publicadas. Prescindible.
  • Spiderman. La colección definitiva. También muy criticado. Se dice que Spiderman no se puede leer de forma aislada, que su continuidad obliga a seguirlo mes a mes y no tiene sentido saltarse etapas. Es posible que sea así, pero yo he seguido Spiderman siempre de forma intermitente y no he perdido la cordura por ello. De verdad, no es necesario leerse todo obsesivamente para ser más aficionado al cómic que el tipo de al lado.

Planeta DeAgostini / Altaya, con mucho menos volumen que hace algunos años, tambiénblueberry sigue publicando algún que otro coleccionable. En este momento, dos populares westerns ocupan su catálogo: la Colección Lucky Luke, ya próxima a su final, y el más reciente Blueberry, otro imprescindible que no sigo porque me he decantado por los integrales de Norma. Ambas colecciones, en cualquier caso, suponen un exhaustivo afán completista, ya que incluirán no solo ambas series completas, sino también todas sus colecciones derivadas.

Una suerte, por tanto, que los coleccionables sigan funcionando tan bien y sigan siendo, tanto esa puerta de entrada para nuevos lectores, como una excelente opción para los más veteranos.

Otro capricho

 2393_400x600.jpg 

Sigo sin tener remedio. El otro día vi en Elektra el primer TPB del Plastic Man de Kyle Baker y no pude evitar hacerme con él. Y no es sólo porque Baker me encanta, es que esta edición tiene las tapas de plástico flexible como el de una colchoneta de playa, tal y como le corresponde a un personaje llamado Plastic Man. Ahora me huele toda la habitación a flotador, pero merece la pena, sin duda.