Coleccionables

donaldHay una corriente de pensamiento (¡una corriente de pensamiento, ojo, una escuela, un teorema!)… Bueno, empecemos otra vez. Hay un podcast muy popular que, día sí y día también, se dedica a despreciar los coleccionables de cómics que, afortunadamente, vuelven a estar muy presentes en nuestros quioscos (los que quedan) y librerías. El argumento es que los coleccionables no son para los verdaderos creyentes, los auténticos comiqueros, que deberían adquirir y devorar las colecciones completas de cada personaje, respetando la continuidad y no dejándose ni una grapa fuera. Picotear es de cobardes.

No sé si será por desconocimiento o por una especie de fanatismo ridículo que quiere trazar una gruesa frontera entre el aficionado de verdad y el casual, pero actualmente se están publicando algunos coleccionables de indudable calidad y con unos contenidos y unos extras que ya quisiéramos encontrar en las publicaciones habituales. Repasemos algunos de ellos.

Salvat, genuino buque insignia de este tipo de colecciones, está publicando ahora mismo cinco coleccionables, nada menos (más otros tres que han finalizado recientemente: Astérix, Capitán Trueno y Mortadelo y Filemón):

  • La Gran Dinastía del Pato Donald. No se puede empezar mejor. Esta colección, importada de Italia, se propone publicar todas las historietas de Donald del insuperable y prolífico Carl Barks. Tomos en tapa dura de un tamaño ideal, con artículos introductorios, ilustraciones poco conocidas y textos con toda la información sobre los años de publicación y detalles sobre el proceso creativo de cada una de las historias incluidas. Una gozada.
  • Colección Integral Francisco Ibáñez. Otra obra en la que se nota mucho cariño y mimo para tratarse de un producto popular de quiosco, no en vano, está coordinada por Antoni Guiral (la mejor elección posible). En estos tomos de sobria encuadernación holandesa se pretende incluir un 80% de la inmensa producción de Ibáñez (ojalá tenga éxito y lo alarguen hasta completar el 100%). Al igual que en el caso anterior, todos ellos incluyen extras e interesantes artículos. Tan solo se le puede reprochar el tamaño algo reducido de los tomos, que en cualquier caso, no dificulta la lectura ni supone una diferencia tan abismal respecto a los Súper Humor.ibañez
  • Colección Novelas Gráficas DC Comics. Supongo que en este tipo de coleccionable es donde se rasga alguno las vestiduras, al tratarse de una selección algo aleatoria y discutible, como todo. Sin embargo, quitando algunas entregas (como las de Los Nuevos Titanes o Wonder Woman), la mayoría son autoconclusivas o perfectamente legibles de forma aislada. Gracias a esta colección hemos podido disfrutar a un precio asequible de, por ejemplo, el reclamado Plastic Man de Kyle Baker, de clásicos como La Muerte de Superman o del Green Arrow de Kevin Smith, entre muchos otros.
  • Batman y Superman. Quizá el coleccionable más flojo de Salvat, en el que predomina la morralla (consecuencia de coincidir con el otro coleccionable de DC y no poder repetir contenidos) y solo se salvan una de cada dos o tres obras publicadas. Prescindible.
  • Spiderman. La colección definitiva. También muy criticado. Se dice que Spiderman no se puede leer de forma aislada, que su continuidad obliga a seguirlo mes a mes y no tiene sentido saltarse etapas. Es posible que sea así, pero yo he seguido Spiderman siempre de forma intermitente y no he perdido la cordura por ello. De verdad, no es necesario leerse todo obsesivamente para ser más aficionado al cómic que el tipo de al lado.

Planeta DeAgostini / Altaya, con mucho menos volumen que hace algunos años, tambiénblueberry sigue publicando algún que otro coleccionable. En este momento, dos populares westerns ocupan su catálogo: la Colección Lucky Luke, ya próxima a su final, y el más reciente Blueberry, otro imprescindible que no sigo porque me he decantado por los integrales de Norma. Ambas colecciones, en cualquier caso, suponen un exhaustivo afán completista, ya que incluirán no solo ambas series completas, sino también todas sus colecciones derivadas.

Una suerte, por tanto, que los coleccionables sigan funcionando tan bien y sigan siendo, tanto esa puerta de entrada para nuevos lectores, como una excelente opción para los más veteranos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s