#Una Novela Gráfica

#una novela grafica frontal

Corría el año 2002 (siempre había querido empezar un texto como el orondo ultracatólico ex de la Cope cuyo nombre prefiero obviar), cuando cayó en mis manos un curioso tebeo apaisado llamado Con amigos como éstos. Leí esas escasas 30 páginas con fruición y durante los siguientes años lo releí una y otra vez sin perder ni un ápice de disfrute en cada revisión. Esas viñetas eran obra de dos Manueles, un Castaño y un Bartual. Al segundo siempre le tuve en el radar (pese a que sus trabajos para El Jueves nunca me entusiasmaron), pero al primero, cuyo dibujo me cautivó, se lo tragó la tierra y no supe nada de él durante mucho tiempo.

Fue hace algunos meses cuando un amigo común (el insigne editor del cómic que nos ocupa), me comentó que Manuel estaba por fin preparando algo nuevo. Con calma, eso sí, y con la paciencia y detallismo que caracteriza a los buenos autores de tebeos, pero pronto lo tendríamos a nuestro alcance.

3 (1)Y el momento llegó: #Una Novela Gráfica ya luce orgulloso en mis estanterías. Más de 200 páginas de un Manuel Castaño desatado, honesto, confidente y muy divertido, sobre todo, muy divertido.

Partiendo de la consabida depilación genital masculina, cuyos beneficios para la vida en general son demostrados científicamente a lo largo de sus páginas, asistimos al sincero relato de las inseguridades de un autor de tebeos, que lejos de ser consciente de su destreza, contiene su creatividad cediendo paso a sus miedos (ese ilustre Pepe, el espíritu crítico y autodestructivo del protagonista). Y en medio, mucho sexo inconfesable (sí, Terelu), obsesiones, invasiones extraterrestres, futuros apocalípticos, musas inútiles y decenas de otros elementos que dan muestra de la libertad y el popurrí de géneros que desprende todo el tebeo.

Mención aparte merece el dibujo, repleto de expresividad y energía, con regusto brugueril, pero, sobre todo, con un trazo grueso y personal que lo hace inconfundible. La narración también resulta curiosa, utilizando con frecuencia las viñetas de una sola página (o dos grandes viñetas por página), heredera, supongo, del origen electrónico de muchas de ellas.

Gran noticia, en definitiva, el retorno de Castaño al papel y su apuesta por el cómic de humor sin complejos. Esperemos que el próximo no se haga esperar tanto. Edita, con la calidad habitual, Vial of Delicatessens.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s