Sanmao. Desde China con dolor.

Afortunadamente, mi hermano me conoce muy bien. Por ello, sabía que nada me podía hacer más ilusión como recuerdo de su reciente viaje a China que un cómic originario de ese desconocido, sobre todo en lo cultural, país. Dicho obsequio no es, ni más ni menos, que un volumen del personaje de tebeo más popular allí: Sanmao. Un tomo negro, sobrio y triste en su diseño que nada hace prever que se trate de un cómic para niños cuyo contenido, por lo deprimente de las desventuras de su andrajoso protagonista, lo hace también apto y disfrutable para adultos.

Al buscar información en internet para escribir sobre la historia de esta publicación, no he encontrado demasiado, a excepción de un profuso artículo de la maravillosa (aunque ya desactualizada) web asiaobscura.com. Así que, dado que todos los datos y detalles iba a sacarlos de dicho texto, he pensado que lo mejor es traducir libremente algunos extractos, comentando entre ellos lo que me parezca oportuno (no es una de esas horribles traducciones de Google Translator, ojo). Al final de este post podéis encontrar el enlace directo al artículo en inglés, cuyo autor es Dean Pickles. Vamos allá.

Tan propenso a las travesuras como Bart Simpson, tan honesto como Richie Rich y tan oscuro como Charlie Brown. Más oscuro aún. Pese a que los comics de Sanmao son tanto para niños como para adultos, sus páginas están llenas de muerte, sangre y miseria. Sanmao es un cómic realmente extraño.

Doy fe de ello. Las historietas que comprenden el tomo que tengo en mis manos son crueles y en ellas nuestro esquelético Sanmao es pateado, atropellado y golpeado con un látigo en varias ocasiones.

deathofsanmao3

Creado en 1935 por Zhang Leping, un hombre infeliz que pasó su infancia en hogares sociales, veía pasar cada día ante sus ojos a esos pilluelos hambrientos y moribundos que venían de vivir en la calle. También era un nacionalista muy orgulloso de su país, y frustrado por las interminables viñetas de Mickey Mouse y el Pato Donald que poblaban las páginas de los periódicos de Shanghai. Por ello, creó un personaje sin hogar, objeto de los más feroces chistes y palizas. Ese niño se llamaba Sanmao – 三毛 -, por los tres pelos de su cabeza.

Un poco como los personajes de la Bruguera de posguerra (Rompetechos es el más obvio), pero con mayor dureza y sin pizca de compasión.

En su primer libro, Sanmao se une al ejército en la batalla contra la invasión japonesa. Las balas vuelan y las granadas explotan, llenando las páginas de sangre y cadáveres, y contando además con la presencia de un japonés con un pequeño bigote hitleriano y tez enfermiza.

La vida del autor era tan oscura como sus viñetas. Sufrió un bloqueo creativo del que escaparía bebiendo sin medida, hasta el punto de toser sangre debido al exceso de alcohol. Su vida fue miserable, hasta que fue abandonado por su esposa y toda su familia, muriendo solo a principios de la década de los 90.

Sabiendo esto, se entiende la negrura del humor que caracteriza al personaje. Parece que Zhang volcó toda su rabia y desesperación en hacer sufrir al pequeño Sanmao.

San Mao Selling Kids

Sin embargo, su pequeña creación llegó al corazón de todo el país. Hay cinco películas de Sanmao, una serie de animación tradicional, otra de animación con plastilina y una ingente cantidad de libros publicados. Así como naipes con dibujos de Sanmao, un hotel con su nombre y varias estatuas a lo largo y ancho del país.

Atención al vídeo de la película que enlaza el artículo original y que incluyo también aquí abajo, da buena muestra de lo deprimente del personaje. Dicha película, basada en el segundo libro de Sanmao, suponía una evidente crítica al Partido Nacionalista KMT (Kuomintang), a la vez que un ensalzamiento del comunismo. Ello llevó a Sanmao a convertirse, con el tiempo, en un símbolo nacional del pensamiento comunista y el maoísmo. De hecho, 82 años después de su creación, Sanmao sigue protagonizando películas y siendo la estrella del cómic más vendido en China.

 

Podéis encontrar el artículo original en que se ha basado este texto aquí.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s