Regreso jugando

Un nuevo parón en el blog: vacaciones navideñas, demasiados planes, muchos conciertos, pura pereza… Cualquier excusa es buena. Sin embargo, a pesar de todo, me resisto a dejarlo abandonado del todo y de vez en cuando me vuelven a entrar las ganas irreprimibles de volver a escribir algo. Así que aquí estoy de nuevo.

Tengo ganas de hablar de lo que ha sido mi gran descubrimiento de los últimos tiempos: los juegos de mesa. No, no hablo de ajedrez o damas, sino de toda una gama de juegos de mil y una temáticas y mecánicas diferentes que, pese a estar tan presentes en las tiendas de cómics a las que acudo tan a menudo, no habían captado mi atención. Y ha sido gracias a dos buenos amigos (y compañeros de trabajo), que me han mostrado lo condenadamente divertidos y adictivos que pueden ser muchos de estos juegos.

Juegos como Memoir 44, un wargame ligero que te hace vivir las más importantes batallas de la 2ª Guerra Mundial, como Runebound o Runewars, de temática fantástica, o como World of Warcraft, versión en tablero del popular juego online.

Pero eso solo ha sido el pistoletazo de salida. A partir de ahí he descubierto que se distingue entre Eurogames (o escuela alemana, más abstractos y más centrados en la construcción y desarrollo) y Ameritrash Games (en los que lo principal es el enfrentamiento y el puteo a los contrarios), que diseñadores de juegos como Reiner Knizia, Martin Wallace o Richard Borg son auténticas estrellas en su campo, que existen webs como la BoardGame Geek (BGG) o la Sociedad Británica para el Conocimiento (BSK) donde te puedes perder durante horas leyendo sobre juegos, que existen fenomenales podcast como El Tablero, Ojo al Dado o Vis Lúdica dedicados a estos temas…

Como no podía ser de otra forma, teniendo en cuenta lo que me entusiasmo (¿obsesiono?)  cada vez que descubro algo nuevo que me gusta, en pocos meses me he comprado unos diez juegos de todo tipo, desde Eurogames muy recomendables como “10 Days in Europe”, “A través del desierto” o “Los Colonos de Catán” (aún por probar), hasta juegos de estrategia o de guerra como “Conquest of the Empire”, “Axis & Allies” o “Neuroshima Hex” (estos tres muy recientes adquisiciones también sin estrenar).

Seguiré hablando de juegos por aquí, ya que hay mucho que comentar, sobre todo desde mi condición de neófito en el tema. Una nueva forma de diversión que se une a los cómics, la música, la literatura, las series… El que se aburre es porque quiere, no hay duda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Regreso jugando

  1. Ekoman dijo:

    Amigo Civ, yo pasé por una etapa de fuerte enganche a los juegos de mesa (mi favorito, por eso, era el Carcasonne), pero la abandoné enseguida en beneficio del Call of Duty Online. Eso sí que es vicio del malo, pero malo, malo, porque ahora todas mis tardes son casi exclusivamente una sucesión de partida tras partida (true story).

  2. Civ dijo:

    Gracias por tu comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s