Jóvenes mentirosos y buena música

Esta semana me he leído los tres TPBs que componen la última serie de David Lapham para el sello Vertigo: Young Liars. No es que haya leído demasiado de Lapham, creo recordar que parte de Balas Perdidas, pero ha sido más por dejadez que porque no me llamara la atención este autor. El caso es que Young Liars me ha dejado un sabor agridulce. La primera impresión cuando se empieza a leer la serie es de auténtica locura y confusión, debido precisamente a esos “jóvenes mentirosos” a los que alude el título. Este juego de no saber si lo que nos están contando es verdad o mentira va en aumento en cada capítulo, hasta llegar al gran giro argumental del final del segundo TPB. Tras el mismo, y con las expectativas por todo lo alto esperando la continuación, en el tercer tomo parece que a Lapham le puede la presión ante la inesperada cancelación de la serie y parece que la historia se le va un poco de las manos, dando tumbos y pasando de grandes momentos a otros más intrascendentes, hasta llegar a un final no del todo cerrado y no tan sorprendente como la historia previa prometía.

En cualquier caso, hay dos puntos muy a favor de la serie: el tratamiento de los personajes (con personalidades fascinantes casi todos ellos) y algo que me ha encantado: las mútiples referencias musicales, en las que queda patente el buen gusto de Lapham (Mission of Burma, Pavement, Ted Leo, Beastie Boys…).

Y hablando de música, os dejo dos vídeos de los dos conciertazos a los que he ido esta semana: Friska Viljor (un grupo sueco que transmite pura felicidad en directo con su enérgico folk-pop) y We Have Band (una inteligente mezcla de sonidos ochenteros, electrónica, africanismo y pop. Nos hicieron bailar sin descanso).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Jóvenes mentirosos y buena música

  1. La Perse dijo:

    Yo leí las grapas que sacó en su día La Cúpula de “Balas perdidas”, serie que me recomendaron mucho y que más o menos a la larga terminó siéndome no sólo una decepción, sino directamente insufrible. Y lo cierto es que tras aquello no es que haya tenido muchas ganas de seguir a su autor, y alguna que otra crítica leída por aquí y por allí tampoco es que haya conseguido hacerme cambiar de opinión… A veces parece que quieren darnos la impresión de que “autor indie que pasa al mainstream” es sinónimo de calidad, y me parece a mí que para nada, al menos no siempre.

    Saludines.

  2. Civ dijo:

    No te falta razón, Perse, un autor indie haciendo un tebeo para una de las editoriales mainstream ya se considera que va a ser un gran tebeo,y anda que no ha habido decepciones en casos así. En cualquier caso aquí Lapham no está nada mal.

    Saludetes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s