El cíclico retorno

El brío veraniego me duró poco. No he sido capaz de actualizar el blog como me proponía y, aunque podría buscarme mil excusas (muy veraces algunas de ellas), al final la pereza es en gran medida la culpable. Es cierto que últimamente no paro y tengo menos tiempo, pero no es menos cierto que cuando tengo la oportunidad de escribir me invade la vagancia y opto por visitar otros blogs y webs antes de tocar el mío. Pero aquí estoy de nuevo, con el enésimo nuevo cutre-diseño (no consigo subir una cabecera retocada sin que aparezca borrosa en cuanto la agrego al blog) y con ganas de escribir (¿cuánto me durarán esta vez?). En fin, un nuevo intento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s