La maldición del paraguas, de Trondheim

lamaldiciondelparaguas.jpgHipocondríaco, supersticioso, paranoico, dubitativo… Todos estos adjetivos podrían aplicarse Lewis Trondheim y todos ellos quedan reflejados en La maldición del paraguas. En este álbum, volvemos al Trondheim más personal y autobiográfico (el de Mis circunstancias) y, a través de anécdotas de una página, somos testigos de sus últimos acontecimientos vitales, desde la adopción de dos gatitos hasta sus viajes a Madrid, Edimburgo o Hong Kong, todo ello con un sentido del humor y una autocrítica admirables. Resultan especialmente divertidos los momentos en el Salón de Angulema, donde hacen acto de presencia gran parte de sus colegas dibujantes (y donde vemos que Larcenet es un guarro o tiene una forma muy rara de saludar). Pero en cualquier caso, ninguna página del álbum tiene desperdicio, y Trondheim demuestra de nuevo que, además de un gran guionista, es un excelente dibujante.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s