Los 10 mejores tebeos de 2006 según Base Lunar

Estamos a falta de pocas semanas para que se acabe el año y es ahora cuando muchas publicaciones o páginas web, de cualquier temática y condición, empiezan a preparar las típicas listas con lo mejor del año. Y a mí me encantan las listas. Será porque nunca estoy de acuerdo, por el cabreo que te pillas por  una ausencia incomprensible o por lo “listo” que te sientes cuando ves que coincides con los críticos en tu selección… En fin, por una u otra cosa, me divierten esas listas, así que aquí está la mía con los diez mejores tebeos del año. Por cierto, he incluido junto a cada seleccionado un fragmento del comentario que hice en su día de cada obra (en caso de que lo hiciese). 

10 – Los Muertos Vivientes, de Robert Kirkman y Charlie Adlard (Planeta).      Continuan las andanzas de los pocos supervivientes a la plaga que ha llenado todo el planeta de zombis hambrientos y, además de ofrecernos buenos sustos, se ahonda aún más en las relaciones entre los personajes. Los diferentes puntos de vista de los protagonistas, sus secretos, sus mentiras y miserias, provocan abundantes roces y, como bien se comenta en un artículo al final del tomo, nos muestra que las ilusiones y penas humanas son siempre las mismas, aunque se esté en pleno apocalipsis. 

9 – El Derrotista, de Harvey Pekar y Dean Haspiel (Planeta).      La vida de Pekar es fascinante, y no digo esto porque haya sido una vida especialmente extraña o insólita, sino porque consigue que tanto los momentos más cotidianos (trabajos mecánicos y aburridos, peleas en el colegio…) como los menos habituales (no todo el mundo escribe para las mejores revistas de jazz o hacen una película basada en su vida) resulten fascinantes. Además, al tiempo que disfrutamos de sus vicisitudes diarias y reflexiones, nos ofrece una panorámica de la historia reciente de los Estados Unidos de América y de sus conflictos raciales, movimientos culturales o cambios en los modos de vida. 

8 – Strangehaven, de Gary Spencer Millidge (Planeta).      Strangehaven es un pequeño pueblo al que accidentalmente llega nuestro protagonista (o uno de ellos, ya que se trata de una obra coral), un maestro en plena crisis sentimental. Lo extraño viene cuando se da cuenta de que le es imposible salir de allí (todas las carreteras le devuelven siempre al punto de partida) y decide resignarse ante la nueva vida que parece que alguien le esté diseñando a medida (conoce una nueva chica, consigue un nuevo trabajo, traba nuevas amistades… Todo demasiado bonito).  4049.jpg

7 – Es un pájaro, de Steven T. Seagle y Teddy Kristiansen (Planeta).      Usando a Superman (o más bien al icono de Superman, a lo que representa) como hilo argumental, Steven T. Seagle nos ofrece una historia que no sé hasta que punto será autobiográfica, pero que, en cualquier caso, funciona y emociona sobremanera. Seagle no sólo reflexiona sobre la enfermedad, la relación de pareja o la familia, sino que, en un juego casi metaliterario (pero sin la pretenciosidad que pueda desprender este término), nos expone cómo se enfrenta a la responsabilidad de escribir los guiones del héroe más grande de la Tierra y los problemas que ello le causa. Por supuesto, el dibujo de Teddy Kristiansen no se queda atrás y nos muestra una gran variedad de recursos gráficos que hacen aún más grande esta obra.     

6 – Fresa y chocolate, de Aurelia Aurita (Ponent Mon).      ¿Cómo podría describir en pocas palabras Fresa y chocolate? ¿Una celebración sensible y transparente del amor y el sexo? ¿Un emocionante slice of life a la franco-japonesa? ¿Un acto de espontaneidad de una mujer enamorada? Da igual, lo realmente importante es lo que he disfrutado leyendo esta obra de Aurelia Aurita. Hay todo un crisol de emociones dentro de sus viñetas, desde los excelentes toques humorísticos hasta el profundo homenaje al amor que sazona cada página, sin olvidar, claro, las abundantes escenas de sexo que, al fin y al cabo, son el motor de la historia. 

5 – Hellblazer, de Jamie Delano (Planeta).      Aunque sea una reedición (¿lo es? ¿Publicó Zinco estos primeros números?), no puedo dejar de destacar una de las series mensuales con las que más he disfrutado este año. 

4 – Inverosímil, de Jeffrey Brown (La Cúpula).unlikelykansi.jpg      Cuando alguien se decide a contar una relación sentimental en una obra artística autobiográfica, caben diferentes opciones: esconder los detalles más íntimos, representar a la pareja de forma idealizada (si la relación sigue en pie) o negativa (si la relación se rompió), mostrar sólo un punto de vista o, por el contrario, intentar reflejar también la visión del otro… En fin, multitud de variantes. No sé si Jeffrey Brown, manipula o no sus recuerdos (o si lo hace conscientemente) o cuánto hay de verdad y de licencia artística en su obra, pero me da igual. Lo que sí sé es que Inverosímil me ha emocionado mucho, que Brown se fija en esos pequeños detalles (buenos y malos) que determinan el desarrollo de una relación y que, en definitiva, ahora entiendo por qué es uno de los autores del cómic independiente americano más importantes de su generación. 

3 – Lapinot, de Lewis Trondheim (Planeta).      Cada vez que termino de leer un álbum de Lapinot, paso todo ese día con una sonrisa y hasta me parece que la humanidad tiene esperanza. Vamos, que me anima un montón su perfecta mezcla de cotidianeidad, humor y fantasía.  

2 – Animal Man de Jamie Delano (Planeta).      Delano, tras un comienzo arrollador matando al protagonista de la serie, nos ha llevado a lo largo de estos dos tomos a través de un viaje a la esencia de la vida, de la naturaleza y, en definitiva, del ser humano y sus congéneres animales. De una forma poética, al tiempo que terrorífica en ciertos momentos, y para nada pretenciosa, hemos asistido a lo peor y lo mejor de lo que es capaz el ser humano, a una historia de amor más allá de la muerte y a una crueldad más allá de lo comprensible. Y todo ello acompañado del meritorio dibujo de Steve Pugh (unos guiones como estos no tuvieron que ser fáciles de plantear en viñetas) y de las impresionantes portadas de Brian Bolland. paul.jpg

1 – Paul va a trabajar este verano, de Michel Rabagliati (Fulgencio Pimentel).      Rabagliati consigue que, desde el principio, nos metamos en la piel de Paul y vivamos sus experiencias como si fueran nuestras. Y sus experiencias no son poca cosa, todo lo contrario, estamos hablando del primer amor verdadero, del primer trabajo, de los primeros reveses emocionales, de las buenas personas, de enfrentarse a las desgracias de los demás sin hundirse, de los primeros pasos hacia eso que llaman madurez y que ni el protagonista ni nadie tiene muy claro lo que es… Hubo un debate en los comentarios de La Cárcel en el que algunos tachaban esta obra de sensiblera, y no puedo estar más en desacuerdo. Si es sensible es porque el protagonista lo es, y sus reacciones no podrían ser de otra forma, son las propias de alguien que ha tenido una vida afortunada y se enfrenta de golpe a unos niños que lo han pasado muy mal y que esperan de él unos días de felicidad. Y bueno, la conclusión  no es desde luego el final feliz que podríamos esperar, es un duro final en el que Paul se da cuenta de que, vale, su vida no está tan mal ahora, pero los mejores momentos, los momentos de verdadera felicidad, son absolutamente irrecuperables, y recordarlos conlleva tanto buenas sensaciones como la triste certeza de que no se volverán a repetir jamás. Una obra maestra.    

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Los 10 mejores tebeos de 2006 según Base Lunar

  1. no fui yo dijo:

    Pues me parece una lista muy interesante. Lo cierto es que hay mucha calidad en las páginas que la componen. Destacaría la inclusión de “Strangehaven”, un tebeo más que interesante que no parece haber calado demasiado en el público. Me entristece un poquito que algunos tebeos, en especial pijameros, sean puestos en la picota por los mismos que se lo compran religiosamente, y en cambio tebeos como éste -consistente, intrigante y entretenido- pasen prácticamente desapercibidos. Bueno, cada uno es muy dueño de comprar y leer lo que quiera. Pero apúntate un tanto, Civ.

    Por lo demás, sí, Zinco editó el principio de Hellblazer (no sé hasta dónde llegó, ni si se saltó números, pero algo seguro que editó). Yo todavía tengo los dos primeros. Por cierto, el primer arco argumental de Animal Man de Delano también lo publicó Zinco, y no puedo estar más de acuerdo contigo: excelente. El pobre Delano ha vivido a la sombra de los más populares Moore, Gaiman, Morrison y demás, pero leyendo obras suyas como las citadas o su extraordinario “Hell Eternal” se da uno cuenta de lo bueno que es en realidad. O así me lo parece a mí.

    Por cierto, nada de pijamas en tu lista… Uf, a mí también me cuesta encontrar títulos de interés en el subgénero, pero tal vez Hulka, Fallen Angel, el Capi de Brubaker o la nueva Manhunter (yo he leído unos cuantos números en inglés, y no me disgusta) podrían entrar en mi propia lista. Y en enero vuelve Catwoman…

    En fin, gran selección con muy buen criterio. Igual yo haré mi propia lista un poquito más adelante, que todavía tengo cosas a priori muy interesantes por leer, además de que todavía no sé si apuestas seguras como el Krazy Kat saldrán o no en lo que queda de año. Saludos y hasta la próxima.

  2. Civ dijo:

    ¡Espero ver tu lista pronto!. No hay mucho superhéroe, es cierto, y eso que el grueso de mis lecturas mensuales lo componen tebeos de DC y Marvel, pero supongo que a la hora de listar lo mejor del año tiro más por tebeos que me han producido otras emociones aparte del puro entretenimiento (que tan meritorio es también, claro). De hecho, me has leído la mente, ya que el Capi estaba en el primer borrador de la lista que hice, pero al final lo tuve que sacar. Y sí, el Animal Man de Delano me parece una pasada, mejor que el de Morrison incluso.

    Saludos!

  3. Fox dijo:

    Hurra por meter ese Hellblazer de Delano. Yo también lo haré, aunque efectivamente sea una reedición.

    FOXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

  4. Fox dijo:

    Por cierto, ¿Enviarás la lista a la votación de Tebelogs que se organiza del 22 de diciembre al 7 de enero?

    FOXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

  5. tebeonauta dijo:

    Eso, eso, a votar…
    Por cierto, con respecto a Animal Man, los dos primeros tomos (que ya editó Zinco) son excelentes. Lo que sucede es que como suele pasarle mucho a Delano el tercer tomo flojea bastante.
    Hellblazer, también de Delano es bastante irregular. Casi todo lo que se ha publicado este año estaba inédito.
    Strangehaven es interesante y los muertos vivientes me encanta

  6. Gaylofollen dijo:

    Para mi, lo mejor del año, así como la sorpresa más agradable, ha sido Strangehaven. La segunda gran sorpresa del año ha sido Ex Machina, de Brian Vaughan y Tony Harris (uno de mis dibujantes favoritos), y sus excelentes historias políticas con una pizca de superpoderes. En cuanto a cómic de superhéroes tradicional, estoy disfrutando mucho de la JSA, Hawkman,Ultimates 2 y Crisis de identidad, así como de los 7 soldados de la victoria de Morrison. Y la reedición de la Doom Patrol y Predicador (¡Qué grande es esta série, por Dios!) se contarían entre mis reediciones favoritas. Y que por fin alguien se haya dignado a terminar los Invisibles de Grant Morrison en castellano tambien lo considero entre lo mejor del año, ya que cuando Norma perdió los derechos de DC creí que ese día no llegaría jamás.

  7. tebeonauta dijo:

    Los invisibles de Morrison, lo mejor del año…
    Los 7 soldados de la victoria…buenísimo
    Hawkman, Ultimates 2, Crisis de identidad ¿quién dijo que no hay cómics de superhéroes buenos?
    Coincido contigo Gaylofollen, lo que no sé si en mi top ten estará alguno de estos cómics.

  8. Gaylofollen dijo:

    Los Invisibles es una de las mejores séries de Vértigo de la historia…

  9. Civ dijo:

    Vaya, pues pensaba dejar pasar Los 7 soldados de la victoria (ajuste presupuestario y esas cosas), pero ya me estáis poniendo los dientes largos. Yo no creo que Animal Man haya bajado el listón en ningún tomo, me sigue pareciendo buenísimo.

    Claro que votaré en lo de Tebelogs, Fox, pero a ver si antes me dan de alta en el grupo de yahoo.

  10. Coincido con Gaylofollen en que Strangehaven ha sido lo mejor del año, o al menos lo más sorprendente y lo que más he disfrutado. También me han gustado El derrotista (genial cómo narra esa falta de confianza casi mística que padece, cómo se derrumba ante cualquier problema y cómo lo ve como una fuerza misteriosa que se le opone) e Inverosímil, donde creo que clava lo que es una relación fallida. Yo hubiera puesto también Los combates cotidianos 3 y el cómic de esa chica descarriada que luego se hizo dibujante de anatomía, aunque no me acuerdo de cómo se llama. Debería apuntar los comics que me leo a lo largo del año.

    Por cierto, Civ, puede decirse que he vuelto activamente al mundo de los blogs. Un saludo!

  11. Civ dijo:

    Hola Glasshead! Me alegro de que vuelvas a la actividad, y gracias por avisar.

    Los Combates Cotidianos 3 ha sido también uno de mis favoritos del año, aunque no me ha parecido tan, tan bueno como había leído por ahí. Y Vida de una niña, de Phoebe Gloeckner (que supongo que es al que te refieres)es una pasada, pero creo que se publicó en 2005.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s